CONOCE LAS ENFERMEDADES CON ROSTRO DE MUJER

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppPinterestPocketCompartir

Migraña:

Esta enfermedad crónica potencialmente incapacitante afecta en torno al 10% de la población, y es más frecuente en el sexo femenino con una proporción de 3 a 1. Podemos prevenirla evitando los productos más desencadenantes de la migraña, como los alimentos precocinados, vino, quesos muy curados, así como la cafeína y los chicles.

Hemorroides:

Las hemorroides afectan por igual a ambos géneros, pero en mujeres son muy comunes durante el embarazo y después del parto, pues resultan del aumento de presión abdominal producida por el feto, especialmente durante los primeros meses de gestación. La forma más eficaz de evitar las hemorroides es conseguir un hábito intestinal normal y regular, evitando tanto el estreñimiento como la diarrea. Para ello se aconseja realizar una dieta rica en fibra, evitar el abuso de picantes y alcohol, y beber abundante cantidad de líquidos diarios. Las hemorroides relacionadas con el embarazo y parto, afortunadamente, suelen tener un carácter temporal.

Cáncer de mama:

No existen dos cánceres iguales, pero sí existen factores de riesgo para todas, y evitarlos es una inversión de futuro (los hábitos personales representan el porcentaje más alto en la frecuencia de aparición de cáncer, un 50%): el retraso del primer embarazo, la ausencia de partos, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad tras la menopausia. Además, es fundamental participar en programas de cribado de cáncer de mama a partir de los 40 años.

Enfermedades mentales:

A partir de la adolescencia, las mujeres superan a los hombres en trastornos emocionales. También sufren, con mayor frecuencia problemas de ansiedad, como crisis de angustia y ansiedad generalizada(doble de mujeres), fobias (3-4 veces más frecuente en mujeres) y alteraciones de la conducta alimentaria (90% son mujeres); el insomnio también es más común en la mujer, a veces formando parte de las patologías descritas y otras, precipitado por los cambios hormonales de la menopausia. Se puede evitar disminuyendo la sobrecarga o el estrés de la mujer a lo largo de las diferentes etapas de su vida y optimizar su capacidad de afrontar la adversidad. Tanto por cuestiones culturales como biológicas, las mujeres tienden a desarrollar adicciones algo diferentes a las de los hombres: donde ellos tienen más adicción al juego o al alcohol, ellas la tienen a las compras, a la belleza, y a aquello que piensan que les hará obtener cariño o les ayudará a manejar un vacío (especialmente psicofármacos y alcohol).

Prevención: llenar esos vacíos existenciales internos que tenemos en vez de tratar de compensarlo con cosas externas.

Recuerda que prevenir es amar, y si sientes algunos de los síntomas puedes consultarnos a través de nuestra página web www.mediconecta.com