EL AZÚCAR, NO TODO ES TAN DULCE ¿POR QUÉ REDUCIRLA?

Cuando hablamos de azúcar no sólo se trata de lo que se usa para endulzar el café y los postres, también nos referimos a los almidones y fibras de los carbohidratos, las frutas, vegetales e incluso la leche. En pocas palabras, los azúcares son carbohidratos simples que el cuerpo no necesita descomponer para poder digerir.

La Dra. Fanny Krisbel recomienda no exceder el 10% de las calorías derivadas de hidratos de carbono diarios, sean azúcares simples o hidratos de fácil asimilación, eso quiere decir que si regularmente necesitamos 2000 Kcal por día y de éstas 50% a 60% son hidratos de carbono; entonces no deberíamos ingerir más de 30 gramos de azúcar, equivalente a 6 cucharadas pequeñas diarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó unas nuevas directrices para reducir la ingesta de azúcar diaria en adultos y niños. La institución recomienda reducir la ingesta  de azúcar a menos del 10% del consumo de energía total diaria.

Las calorías del azúcar alteran el funcionamiento normal de nuestro organismo, provocándonos más hambre y cansancio y volviéndonos sedentarios. El azúcar puede disparar los niveles de insulina convirtiendo las calorías en grasa.

 

Verdades sobre el azúcar:

1.- Ayuda a ganar peso. Esto se produce por ingerir más calorías de las que nuestro cuerpo puede utilizar, estas calorías provienen no sólo del azúcar, sino también de otros carbohidratos y del exceso de proteínas y grasas.

2.- Provoca caries. Estas nacen cuando los ácidos producidos por las bacterias que viven en nuestra boca entran en contacto con los carbohidratos. Así que el azúcar si las produce, pero también las pastas y el pan; por tanto, es recomendable cepillarse después de cada comida para prevenirlas.

3.- Puede ser una causa de la diabetes. El consumo en exceso de azúcar refinada puede influir, ya que el cuerpo no procesa el azúcar normalmente. Es por ello, que a las personas que padecen la enfermedad se les recomienda moderar el consumo u optar por otras alternativas.

4.- El azúcar morena y el azúcar blanca son, prácticamente, iguales. Tanto el azúcar blanca refinada, como el azúcar morena contienen las mismas cantidades de calorías por gramos de carbohidratos; además, no tienen vitaminas, minerales o fibra. La única diferencia es que el azúcar morena está parcialmente refinada con algo de melasa.

Mantener una dieta baja en azúcar, grasa y alta en proteínas, vitaminas y minerales ha demostrado ser la mejor opción para tener una vida sana

Tú decides cómo administrar el azúcar para estar más sano y vivir de una forma naturalmente dulce.

Comments

comments