2 LITROS DE AGUA AL DÍA ¿MITO O REALIDAD?

Uno de los consejos para la salud más populares es aquel que dice “bebe por lo menos dos litros de agua al día” y  es cierto; pero ¿Por qué? Se dice que más del 75% de nuestro cuerpo es agua y la verdad es que ese porcentaje varía dependiendo de la condición física del ser humano, pero ciertamente puede ir desde 60% al famoso 75%, de acuerdo con el Instituto Internacional de Medicina del Deporte.


TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: BENEFICIOS QUE NO CONOCÍAS DEL ACEITE DE COCO


Lo que sí es cierto es que el agua se distribuye por todo nuestro organismo y es uno de los componentes claves para su buen funcionamiento. Por ejemplo, el cerebro está compuesto en un 75% de agua aproximadamente; nuestros pulmones, corazón y piel, en más del 70%, y la sangre hasta en un 83%, datos claves que nos ratifican la importancia del agua en nuestro organismo. Es por ello que cuando no tomamos suficiente agua podemos presentar algunos síntomas como dolor de cabeza, cansancio, sueño, fatiga, debilitamiento, baja concentración, dificultad en trabajos mentales, dificultad en actividades físicas, y otros.

Actualmente con el ritmo vertiginoso de la vida y las ocupaciones diarias simplemente se nos olvida tomar agua, de repente ha pasado más de la mitad de la mañana y no has tomado un solo vaso de agua en el día, es por eso que hemos investigado y determinado ¿Cuáles son los mejores momentos del día para tomar agua? No se trata de beber cuando tenemos sed, solamente; sino de darle a nuestro organismo el combustible adecuado en los momentos precisos para mantener nuestro bienestar. Por eso bebe agua cuando:

  • Despiertes: beber entre 1 o 2 vasos de agua al levantarte de la cama, hará que tu organismo se active, recuerda que durante la noche nuestro sistema entra en reposo y su actividad se reduce al mínimo. Con el agua le estamos diciendo a nuestro cuerpo: ¡Hey despierta, tenemos un nuevo día por delante!
  • Antes de ir a comer: un vaso de agua media hora antes de ir a comer es muy beneficioso porque ayuda al proceso de digestión, lo facilita y hace que fluya de una mejor manera, además es un gran aliado para evitar la pesadez que nos da una vez que hemos terminado de comer y reduce la ansiedad.
  • Antes de bañarse: para regular la presión sanguínea, bebe un vaso de agua antes de entrar a la ducha.
  • Antes de dormir: así como cuando nos despertamos, beber entre 1 y 2 vasos de agua al acostarnos, es beneficioso para mantener a tono los procesos de nuestro cuerpo, reduce la tensión muscular, reduce las posibilidades de derrames cerebrales o infartos y regula la presión en la sangre.  

Recuerda que al realizar cualquier actividad física debes tomar agua antes y después para mantenerte hidratado. Como ves, aquello que siempre nos han dicho sobre beber agua tiene su fundamento y bien que se ha ganado el nombre de “líquido vital”.  

 

NO OLVIDES DEJARNOS TUS COMENTARIOS

Comments

comments