¿SABES POR QUÉ SE TAPAN LOS OÍDOS?

¿Se te tapan los oídos? ¿Has sentido que repentinamente pierdes un poco la audición o has sentido que explota por dentro? Pues no te preocupes seguramente no tiene nada que ver con tu capacidad auditiva natural, a menudo sólo se trata de un oído tapado o un bloqueo del canal auditivo.

Cuando viajamos de terrenos altos a terrenos bajos o viceversa es muy común que la presión atmosférica exterior produzca que nuestro hueso eustaquio no abra y cierre correctamente evitando el equilibrio entre el oído medio y el exterior, provocando una extraña sensación en la cavidad auditiva interior, una especie de zumbido o como si tuviésemos liquido dentro del oído.

¿Por qué se tapan los oídos?

Las razones más comunes que pueden causar la obstrucción, es la gripe o la sinusitis, acumulación de cera, fluidos en la zona del oído medio y diferencias de la presión atmosférica,  es un problema que puede afectar a adultos y niños pero es más frecuente en niños pequeños debido a la congestión nasal.

oidos-tapados-dolor

Nuestro aparato auditivo está directamente conectado con nuestro aparato respiratorio, nuestra garganta y la parte trasera de la nariz juegan un importante papel con relación a la calidad de nuestra audición, gracias a la trompas de Eustaquio el aire entra y sale como forma de equilibrio de la presión del oído medio, si el equilibrio entre la presión atmosférica exterior e interior no es el mismo es posible que se produzca una molestia común conocida como Barotrauma, es por esto que cuando tenemos gripe o alergia sentimos los oídos tapados.

Ahora que ya sabes las causas te vamos a contar un poco sobre qué hacer para resolver esta desagradable sensación, especialmente si tienes niños pequeños y algunas de las maniobras no las puede realizar por sí solo.

La maniobra de valsalva es  la más común en situaciones de choque de presión atmosférica, consiste en presionar las fosas nasales hasta que estén cerradas completamente, tomar una bocanada de aire e intentar expulsarlo por la nariz, al escuchar un chasquido sabrás que las trompas de Eustaquio están abiertas de nuevo, es recomendable no realizar mucha presión ya que podrías dañar el tímpano.

El aceite de oliva es muy práctico para ablandar la cera acumulada en el oído, utilizando un gotero, coloca un par de gotas de aceite de oliva durante 10 minutos, deja que repose con la cabeza inclinada y luego limpia la cavidad suavemente, evita frotar muy fuerte ya que es una zona delicada.

Cuando tenemos congestión nasal, gripe o alergias nuestras fosas nasales se irritan haciendo que nuestros oídos se tapen generando malestar, cuando esto suceda puedes intentar inhalar vapor, lo que debes hacer el verter agua caliente en un recipiente y colocar una toalla alrededor de tu cabeza, aspirar el vapor no sólo aliviará el malestar auditivo sino que también es muy útil para aflojar el moco.

El bostezo es la clásica manera de aliviar la desagradable sensación, al bostezar estamos disminuyendo la presión de aire en nuestros oídos permitiendo así que las trompas de Eustaquio se abran, igual sucede cuando masticamos chicle o goma de mascar, al producir el mismo movimiento y la entrada de aire los oídos automáticamente deben destaparse.

Más allá de estos efectivos consejos, es importante que si los síntomas persisten consultes a un médico ya que podrías sufrir de daño auditivo severo o lesiones al tímpano si es recurrente, la clave de una vida sana es la prevención.


TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

– 7 RAZONES PARA APAGAR TU TELÉFONO ANTES DE DORMIR                                                                   

– ¿POR QUÉ SIENTES PESADEZ ESTOMACAL?


 

NO OLVIDES DEJARNOS TUS COMENTARIOS ABAJO

Comments

comments