Infecciones respiratorias

infecciones

Las infecciones respiratorias altas son las más comunes y suelen ser contagiosas, principalmente las causadas por virosis que son fácilmente propagadas en sitios con aglomeraciones de personas como escuelas, centros comerciales, oficinas o autobuses.

La infección respiratoria, o de las vías aéreas, es una infección que surge en cualquier región del tracto respiratorio, alcanzando desde las vías aéreas superiores o altas, como las narinas, garganta o senos paranasales, hasta las vías aéreas inferiores o bajas como bronquios y pulmones.

Generalmente, este tipo de infección es provocado por microorganismo como virus, bacterias u hongos de diversos tipos, provocando síntomas como coriza, estornudos, tos, fiebre o dolor de garganta, por ejemplo.

Estas infecciones son más comunes en el invierno, ya que es el período en el que hay mayor circulación de microorganismos, ya que la temperatura ambiental se mantiene más baja y hay una mayor tendencia a mantenerse en espacios cerrados.

Las infecciones bajas que alcanzan los bronquios y los pulmones, suelen ser más graves y suelen atacar a personas que tienen más riesgo como bebés, niños, ancianos y a las personas con el sistema inmune comprometido.

 

infección respiratoria

 

¿Qué puede causar una infección respiratoria?

No existe tan solo un tipo de infecciones respiratorias sino múltiples, por lo que al existir varias pueden alcanzar el tracto respiratorio, algunas más leves y otras más graves.

Algunos de los ejemplos de causas de infecciones respiratorias más comunes son:

  • Resfriado común o gripe
  • Sinusitis
  • Faringitis
  • Amigdalitis
  • Bronquiolitis
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Tuberculosis

Estas pueden ser clasificadas como infecciones respiratorias agudas, cuando surgen de forma repentina y empeoran rápidamente, o como infecciones respiratorias crónicas cuando tienen una larga duración y son de lenta evolución y de difícil tratamiento, y suele ocurrir en ciertos casos de sinusitis, bronquitis o tuberculosis.

Para evitar las infecciones respiratorias se recomienda evitar sitios aglomerados, el contacto con personas infectadas, y se debe lavar las manos y evitar colocar objetos en la nariz o en la boca, ya que son las principales formas de contagio.

Comments

comments