AMOR, ¿CEREBRO O CORAZÓN?

Durante años el comercio y la literatura han tratado de convencernos de que el amor lo sentimos en el corazón, siendo este órgano vital para los seres vivos el responsable de hacernos sentir ese “flechazo” produciendo en nosotros sensaciones inigualables y difíciles de explicar, pero ¿qué pensarías si te dijeran que todas estas emociones son producto de la activación de aproximadamente 12 áreas diferentes en nuestro cerebro? En este interesante post te contamos.

Según estudios de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, la sensación de enamoramiento es de carácter eufórico, en la cual están involucradas las áreas intelectuales del cerebro, el razonamiento y el criterio propio, además concluyen que en promedio los humanos tardamos un quinto de segundo en sentir esas “mariposas en el estómago”.

Durante este proceso son 12 áreas diferentes las que entran en juego dentro del cerebro, en las cuales nuestro órgano principal es responsable de la liberación de sustancias químicas como la dopamina, la oxitocina, la adrenalina y la vasopresina.  

Banner-final- (2)

La manera en la cual nuestro cerebro actúa ante la segregación de estas sustancias se diferencia en los tipos de amor, por ejemplo, según el estudio de la universidad estadounidense, un amor apasionado puede activar la zona del cerebro en donde se crean las metáforas y el deseo a través de la imagen corporal, mientras que un amor más frívolo activa la zona de recompensa emocional y la autoestima.

Entonces, ¿el amor está en el cerebro o en el corazón? Todo indica que nuestro cerebro se lleva el gran premio pero también el corazón interviene, gracias a ese tsunami de neurotransmisores activados, la aceleración de nuestro corazón es inminente y al ser una sensación mucho más palpable para el ser humano tendemos a confundirnos pensando que el amor es un tema del corazón.   

Comments

comments