ALERGIA A LA LECHE VS INTOLERANCIA A LA LACTOSA

ALERGIA-A-LA-LECHE-VS-INTOLERANCIA-A-LA-LACTOSA

A pesar de que puedan parecer similares, ser alérgico a la leche y tener intolerancia a la lactosa son dos enfermedades sin ninguna relación entre sí. La alergia a la leche implica una respuesta del cuerpo a la proteína de la leche, mientras que la intolerancia a la lactosa involucra a un carbohidrato presente en los productos lácteos.

La intolerancia a la lactosa y la alergia a las proteínas de leche son dos trastornos distintos pero a menudo tienden a confundirse. La alergia a las proteínas de la leche es una enfermedad caracterizada por una respuesta exagerada del sistema inmunitario  a las proteínas de la leche, principalmente a la betalactoglobulina y caseína, la primera no se encuentra en la leche materna. Mientras que la intolerancia a la lactosa aparece cuando no se puede digerir adecuadamente la lactosa por déficit de lactasa.

En la alergia a la leche, el sistema inmunitario identifica como nocivas a ciertas proteínas de la leche. Eso desencadena la producción de inmunoglobulina E, o LGE, que son anticuerpos contra la proteínas. Cuando los anticuerpos LGE entran en contacto con las proteínas, los anticuerpos envían una señal al sistema inmunitario para que libere histamina y otras sustancias químicas del cuerpo. Dichas sustancias químicas hacen que el cuerpo presente la reacción alérgica.

La reacción de quienes padecen alergia a la leche puede ocurrir después de pocos minutos de consumir la proteína o hasta alrededor de tres horas después. La alergia a la leche puede ocasionar enrojecimiento y comezón en la piel, ronchas, hinchazón, dificultad para respirar, vómito y diarrea.

A diferencia de la alergia a la leche, la intolerancia a la lactosa no implica a las proteínas ni al sistema inmunológico, sino que ocurre a consecuencia de un problema con un carbohidrato, la lactosa, presente en la leche y otros productos lácteos.

Cuando uno bebe leche o come productos lácteos, las enzimas intestinales digieren la lactosa para que el cuerpo obtenga energía. En las personas con intolerancia a la lactosa, el organismo carece de una cierta enzima llamada lactosa. Cuando esa persona ingiere productos lácteos, el cuerpo no tiene la facultad de descomponer la lactosa.

Si crees que presentas algún síntoma antes mencionado, contacta a alguno de nuestros médicos para mayor información.

Comments

comments