4 TIPS PARA QUE HAGAS CUALQUIER ACTIVIDAD CON TU CUERPO

A veces ni nos damos cuenta de lo importantes que son, simplemente los vemos como un elemento atractivo en algunas personas, además es común evaluar, de buenas a primeras, el estado físico de otros a través de sus músculos; pero más allá de ser un atractivo físico tienen una responsabilidad inmensa dentro de nuestro organismo y en ocasiones la pasamos por alto.

Por ejemplo, el corazón es un músculo y como tal hay que cuidarlo, Otras funciones vitales de nuestro cuerpo, como la respiración, la digestión y la circulación de nuestra sangre, también los tienen como protagonistas, entonces… es importante tomar hábitos que no solamente nos hagan ver bien por fuera, sino que ayuden al sistema muscular a estar en óptimas condiciones.  Esto no ayudará a tener una mejor postura y ayudará a nuestros huesos a que sean más duraderos, permitiéndonos realizar muchas actividades diarias sin preocupaciones.

man-641691_640

Al final del día, para el cuidado de los músculos los fisioterapeutas y entrenadores físicos apuntan que, hay tres objetivos claves que buscar: reducir el estrés muscular, mejorar la función y aumentar la fuerza del mismo. Para ello hay varios datos que nos pueden ser de gran ayuda:

  • Recuerda que para cada movimiento que hacemos, existe uno opuesto: empujar y jalar, contraer y relajar, levantar y bajar, giro de un lado o del otro; así que es  recomendable que en tus rutinas de ejercicios consideres estos aspectos e incluyas  de manera equilibrada los movimientos.
  • Esfuérzate por tener buenas posturas, al caminar, sentarnos, y hasta dormir, lo más fácil es doblar nuestra columna o inclinar el peso hacia un solo lado… pero ¡NO!, procura estar derecho y en balance, ya verás como a los pocos días notas una mejoría en tu cuerpo, además esas son las posturas naturales y tu cuerpo se adapta rápidamente.
  • Incluye ejercicios de resistencia en tu rutina de ejercicios, éstos aumentan el tamaño del músculo ya que favorecer la generación de los filamentos de proteína con los que están compuestos los músculos. Además los ejercicios de resistencia, como correr, aerobics, spinning o saltar la cuerda, aumentan la fuerza de los músculos, y especialmente son de gran ayuda para el más importante de todos: el corazón.
  • Al hacer ejercicios calienta y enfría los músculos: al iniciar una rutina, si los músculos están calientes son menos propensos a lesionarse, ya que están más flexibles y a tono. Asimismo una vez que termines, recuerda enfriar, ya que te ayudará a evitar los músculos tensos y adoloridos.  

woman-595599_640

Además de estos cuatro datos, no podemos dejar de recomendarte mantener un peso saludable, ya que el exceso de peso pone tensión extra en los músculos y los obliga a trabajar de manera forzada.

Mantener un peso saludable reduce el estrés y previene los dolores musculares y los esguinces. Sigue una dieta baja en grasas saturadas y colesterol para reducir el número de calorías que consumes cada día.


TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: LA CHIA – EL SUPER ALIMENTO IDEAL PARA TU RUTINA


 

NO OLVIDES DEJARNOS TUS COMENTARIOS ABAJO

Comments

comments